Michael Clayton

Michael Clayton

De esta película no tenía demasiadas referencias, sabía que era de abogados, de grandes empresas malas y que trabajaba George Clooney. Me veía con otra historia estilo Erin Brokovich. Pero me ha sorprendido gratamente, no es un peliculón, pero me ha dejado muy buen sabor de boca.

Esta película es más bien un thriller que una película de abogados al uso, es casi una película policíaca. George Clooney trabaja bien, además tiene la suerte de ser uno de los guaperas que no cae mal al resto de tíos, así que siempre se le mira con simpatía. Eso sin contar que estuvo durante años en una de mis series favoritas. Es un chanchullero que se dedica a arreglar problemas al resto de clientes de una manera no del todo legal. Vamos, parecido al Señor Lobo de Reservoir Dogs, aunque al principio de la película la verdad es que no parece que se esmere demasiado; pero, por lo que cuentan el resto de personajes, debe ser la leche. Para acabar su retrato de tipo algo turbulento se ve que juega, que está separado y que tiene problemas de dinero. En definitiva, una joyita.

La historia es fácil, envían a Michael para arreglar un pequeño problema que da su mentor, que lleva un caso importantísimo, defendiendo a una multinacional acusada de usar un herboricida cancerígeno. Hablando con él da la impresión que va a pasarse al otro lado. Toda la película sigue este hilo, Michael investigando e intentando salvar a su amigo, los tejemanejes con el bufete de abogados para el que trabaja, los de la gente de la empresa cliente, como se mueve todo por favores, por taparse unos a otros, por puro dinero. En esta trama es muy importante la consejera delegada de la empresa (Tilda Swinton), una mujer maniática, perfeccionista y un tanto insegura, que hace el papel mucho mejor que Tom Wilkinson, el abogado que se ha arrepentido y que a pesar de que digan que es un genio, simplemente parece un iluminado.

La intriga se desarrolla de una manera bastante verosímil, en sólo cuatro días; sin prisa pero sin pausa, con mucho diálogo y pocas escenas de acción fuera de despachos, sin que pierdas las ganas en ningún momento. La película es bastante oscura, con una fotografía fría, distanciadora, no sé si con alguna intención o no. La realización es bastante sobria, la cámara no te aturulla demasiado, aunque si lo piensas apenas hay un plano sostenido.

Resumiendo, una película bastante interesante, bien hecha, y con algo de sustancia, aunque tampoco esperéis algo de mucha reflexión. Al menos no es tan moralizante como acostumbran a ser estas películas. Como inconvenientes puramente formales, no me parece necesario que se cuente con un flash-back tan largo, ni que el último plano se alargue tantísimo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s