No habrá paz para los malvados

No-habrá-paz-para-los-malvados

Fantástica película policíaca, puro género llevado con maestría por Enrique Urbizu con un José Coronado impecable como un policía desastrado y mala pinta con el que no te querrías cruzar.

La película se apoya únicamente en este personaje, un alcohólico acabado que se pasa los días cubata tras cubata mientras deja los marrones a su compañero más joven. Personaje oscuro pero que no sabes exactamente por qué. A lo largo de la peli te dan ciertas pistas de sus inicios como gran policía muy preparado y su caída en desgracia. Un accidente poco claro y que no quieren explicar del todo. Coronado está muy metido en el papel como fracasado, desagradable y violento pero sin excesos de chulería, simplemente peligroso.

La trama comienza con una explosión de violencia en la que Santos Trinidad (José Coronado) asesina a tres personas en un prostíbulo después de llevar toda la noche bebiendo. Un triple asesinato del que escapa un testigo al que tiene que encontrar.

A continuación se va desarrollando la película en dos tramas paralelas. En una Santos Trinidad intenta descubrir quién es el que ha escapado, metiéndose sin querer en una trama terrorista que recuerda mucho al 11-M. En la otra se ven la investigación de la jovencísima juez que quiere averiguar quién es el responsable de ese asesinato, cercando poco a poco a José Coronado.

El desarrollo está muy bien engrasado, sin apenas cosas que rechinen y sin necesidad de que nos expliquen de viva voz cada una de las averiguaciones que hacen, simplemente mostrándonoslas sin enfatizar en exceso. Retrata muy bien el mundo un tanto degradado de los policías, el machismo, la incomunicación entre departamentos, el compañerismo de los nuevos, la dificultad de una mujer para ser juez… Muchísimas pinceladas sobre las que puedes reflexionar después mientras sigues con interés el desarrollo del caso y esperas que se crucen las tramas.

Quizá sea un tanto estereotípica, pero a mí me ha agarrado al principio y no me ha soltado en ningún momento. Además, los que vivimos en Madrid reconoceremos muchísimos de los sitios en los que ocurre, algo que siempre hace ilusión. Sobre todo porque en el cine español hay cierta manía por no querer sacar sitios conocidos.

Añadir que las escenas de violencia me gustan. Son desagradables pero parecen muy reales, como si estuvieras viéndolo en la propia calle, sin coreografías exageradas. Quizá el único defecto que le ponga sea la escena final que cierra la película, tras el clímax, que además de un tanto «de autor» me rechina un poco por la resolución.

En definitiva, altamente recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s