Skyfall

skyfall

Vuelve James Bond a nuestras pantallas, esta vez con un malo malísimo interpretado por Javier Bardem, que parece que se ha especializado en ponerles unos peinados imposibles, pero que tiene cierta presencia. Película también de cambio en la saga, con múltiples guiños a las anteriores películas.

Obviamente tiene una producción primorosa, aunque a veces parece preocuparse más de que se vean relojes, ordenadores o teléfonos que de la escena en sí, pero con unas escenas de acción bastante espectaculares aunque quizá algo rutinarias.

La película comienza desaprovechando Estambul pero con una escena de acción como Dios manda, de esas que caracterizan el principio de estas películas y en la que parece que Bond muere. Bien rodada y quizá la que tenga algo más sorprendente que el resto de escenas de acción de la peli. A continuación pasamos a los créditos con la bonita canción intrepretada por Adele y arranca la historia.

Una historia bastante estándar en la que Bond intenta olvidar su paso por el servicio secreto de su majestad y se dedica a la vida de borrachuzo autodestructivo estereotípico hasta que ve que hay un atentado que le hace querer ayudar a M, a la que también en parte odia por ser la responsable de su herida. A continuación el volver a pasar pruebas, reflexiones algo baratas sobre como la edad les afecta a ambos y como llegan nuevas generaciones (un Q absolutamente hipster, gafapasta o moderno, no sé qué palabra elegir) que no tienen tan en cuenta su experiencia. También sobre la responsabilidad de lidiar con el terrorismo y los claroscuros que provoca, las decisiones rayanas en la inmoralidad y todas esas cosas. Muy poco James Bond la verdad.

A partir de ahí la película ya nos empieza a presentar al malo y a ser más clásica aunque la dualidad Bardem/Craig como las dos maneras de responder a ser traicionado es algo un poco cansino y desaprovechan algunos escenarios buenos comienzan otra vez las grandes escenas de acción primero en Londres y luego en Escocia donde se dan ciertas claves del pasado de Bond.

Y el final nos hace enlazar con las películas antiguas, otra vez un M hombre, el mismo despacho, Moneypenny, etc. Todo un poco forzado.

Realmente es mejor que la anterior, pero no me termina de convencer la pretendida profundidad, Bardem actúa bien, jugando con la ambigüedad sexual y demostrando que el resentimiento crea monstruos, pero me sigue resultando mucho más entretenida y redonda Casino Royale.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s