HP también son las iniciales de un insulto. Clónicos y marcas, una experiencia personal

Este post no está muy en la línea del blog, si es que en realidad tiene alguna línea aparte de motos y cine, pero no es más que para desahogarme un poco y poner por escrito una serie de consideraciones sobre la confianza en las marcas y los problemas que dan.

Yo uso ordenadores desde hace mucho tiempo, más cerca de los veinte que de los quince años, y durante los primeros tiempos siempre tiraba de sobremesas clónicos. Eso era por razones obvias, en los noventa los portátiles eran muy caros y además en esa época no necesitaba moverlo ni veías mucho sentido el llevar el ordenador al salón. ¡Claro! no existía apenas internet, ni pensabas en usarlo de soporte para contenido multimedia en tu tele ni se intuía la conexión inalámbrica. Es curioso ver como hemos cambiado.

En fin, pues los primeros sobremesa fueron equipos clónicos, ya diseñados en la tienda, sin poder elegir todos los componentes. Además era en unos sitios que no es que fueran considerados los mejores del mundo. Bien, pues ningún problema en toda su vida útil. Se cambiaron por viejos y obsoletos, pero simplemente se abrieron para ampliar memoria RAM o meter otro disco duro.

Ordenadores y años después nos ofrecieron un HP de sobremesa, que todavía funciona aunque tenga cerca de siete años. Si nos quedamos aquí parece algo bueno, pero no contamos con que le petó el disco duro y tuve que cambiarlo con todos los datos perdidos. Disco duro que me mandó por correo el servicio técnico de HP y que me tuve que cambiar yo. Soy habilidoso y no me importó demasiado pero me pusieron todo tipo de pegas por estar fuera del primer año de garantía.

Con el tiempo en mi familia necesitó de un portátil, allí no hay posibilidad de clónicos así que entre las cosas que veíamos elegimos  HP de nuevo, pensando que lo del disco duro fue un accidente. Portátil que ha dado un buen resultado, de hecho es desde el que escribo y tiene sus cinco o seis años. Quitando los problemas de batería lógicos funciona bastante decentemente.

Así que cuando necesité algo para mí  pensé en otro portátil porque no había sitio suficiente. Buenas especificaciones, bonito y a un buen precio. Ese HP casi lo podías llamar maquinón. Pues fracaso absoluto. Al año y medio problemas de ventilador, después problemas con la cinta de datos de la pantalla que se suelta y después unos apagados intermitentes que lo vuelven a tener en suplencia. En definitiva lleva los últimos siete meses entrando y saliendo del servicio técnico. Un ordenador portátil que se ha tratado siempre con mucho cuidado pero que ha salido malo como un dolor.

Conclusión, de tres ordenadores HP, dos me han dado bastantes problemas, de tres clónicos ninguno me ha dado problemas. ¡Olé con las marcas! Desde luego cuando me toque comprar uno nuevo HP es una marca que se pueden meter por el orto que no me da ninguna confianza. Sin embargo los engendros clónicos me han dado un resultado fantástico.

Y es que parece que con las marcas estamos más asegurados y luego no siempre pasa, a lo mejor usan peores materiales que alguna tienda en la que puedas elegir tú los componentes. Y el servicio postventa tampoco es mucho mejor así que por mi parte se pueden ir olvidando de mí en caso de un sobremesa.

Y si compro un nuevo portátil HP se puede despedir de mis euros. Es más, no lo recomendaré. Sé que es una experiencia personal, sí, pero muy mala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s