Django desencadenado

django-desencadenado

Tarantino, el director fetiche de una generación, de aquellos que empezaron a ver cine más adulto con Pulp Fiction y Reservoir Dogs aunque solo fueran unos adolescentes, o incluso un poco menos. Sí, los que están en la frontera de la treintena, sea por arriba o por abajo, lo adoramos y esperamos sus películas con ansía, esperando diálogos ácidos, violencia y planos desde el maletero de un coche. Eso y los homenajes al cine de videoclub, a las películas de kárate, de vaqueros y la serie B que tan bien sublima nuestro amigo Quentin.

Y aquí toca evocar el spaghetti western, ese género tan característico y que tanto nos gusta a muchos chicos. Exagerado, sucio y aunque muy violento, también muy estilizado. Tarantino nos homenajea a su estilo los grandes clásicos de Leone, usando hasta versiones de las grandes bandas sonoras de Morricone, con un toque personal muy característico.

La película es divertida, con muchos toques de gracia mezclados con tiroteos absolutamente sangrientos. Muy en la línea Tarantino pero enfatizando en esos eternos primeros planos de este tipo de cine que también usó en Kill Bill. Una historia clásica de redención y venganza en el que el protagonista aprende de su maestro lo suficiente para llevar a cabo su misión.

En este caso el maestro es un personaje un tanto peculiar, un cazarrecompensas alemán con el siempre interesante Christoph Waltz que compra a Jamie Foxx —q­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­ue es Django, un esclavo negro y rebelde— para que le ayude a identificar a unos criminales en busca y captura a cambio de su libertad. Descubre que tiene un don innato para disparar y se forja una amistad en la que además de la libertad accede a ayudarle a comprar y liberar a su mujer, en manos de un negrero aficionado a las peleas de mandingos fantásticamente interpretado por un Leonardo DiCaprio un tanto pasado de rosca pero correspondiendo con el personaje.

La película es divertida y no se hace muy larga para sus casi tres horas, aunque para mí peca de querer hacer dos finales sin mucha necesidad, el primer tiroteo seguramente fuera suficiente. Un entretenimiento muy digno, aunque quizá si no fuera de Tarantino sería un poco más exigente, pero de todas maneras es una película de entretenimiento burro de lo más apreciable. Me ha gustado mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s