La extraña relatividad del tiempo

Cuando era pequeño y veía las ilustraciones de los libros de historia siempre me parecía que había un salto brutal entre un tema y otro, entre el siglo XVIII y el XIX, entre la Edad Media y el Renacimiento. Unos cambios tremendos en personalidad, vestimenta y manera de vivir. Aunque entre una imagen y otra pasaran diez años.

siglo xviiiFuente

Entre estas pelucas empolvadas e imágenes como la que sigue, apenas pasaría una vida.

14741101786_a45e333bbb_zFuente

Sin embargo cuando entrábamos en el siglo XIX y principios del XX, y en general en todo lo que estaba documentado, pues todo parecía antiguo pero no veías un cambio tan agudo en la manera de ser, vestir y pensar. Y puedes ver películas y fotos de finales del XIX y principios del siglo XX que no te resultan tan extrañas. Aunque puedas distinguir las modas que se van poniendo a lo largo del tiempo: los locos años veinte, la posguerra, los cincuenta… A partir de los sesenta ya se nota un corte más acusado, pero realmente como has visto muchas cosas ambientadas en los años previos y lo de vestir formal como el traje y la corbata sigue teniendo un aire, pues no me parece para tanto.

Pero luego me pongo a pensar en serio y dices, de los sesenta que sí que se parece muchísimo a nosotros, pues han pasado unos cincuenta años. Que las bromas esas que hacen con concursos de vejetes cantando rock y las bromas sobre lo carcas que son los ancianos, ¡son mentira!. Gente que empezó la revolución rock ya está muerta de vieja y grandes mitos como The Beatles o The Rolling Stones tienen a gran parte de los supervivientes con más de setenta años. ¡¡Setenta!!. Pero todavía pensamos que alguien al cumplir los setenta se convierte mágicamente en el típico señor mayor estilo los que salían en Médico de familia, esa serie que empezó ¡hace veinte años!

Y es que el tiempo es mucho más relativo de lo que creemos. Aunque en lo gordo haya dicho que nada suena extraño, a mí de pequeño las cosas de antes de que naciera me resultaban algo remoto. Me hablan de cosas de diez o quince años antes de que naciera y es algo que a pesar de todo me resulta muy antiguo. Yo que sé, Vietnam, el mayo del 68… Sin embargo hablo de cosas de diez o quince años atrás y no me da esa sensación de tiempo pasado. El efecto 2000, las caída de las torres gemelas. Es algo que si no lo piensas mucho, todavía te parece ayer pero si hablas con gente que ahora son adolescentes —tú te recuerdas con quince años bastante parecido a ahora— para ellos es algo casi desconocido porque o o no habían nacido o eran bebés. Y si les empezamos a contar de Reagan, Thatcher y la URSS… Ahí sí que se parecen a lo que me pasaba a mí con cosas de los setenta.

Por no hablar del típico viejazo que te da cuando piensas que por ejemplo, este es el año en que ocurre Regreso al futuro 3 y que si viajáramos en el tiempo como hizo Marty en la primera —solo treinta años— le pillaríamos preparando el experimento de viaje en el tiempo con Doc, vamos, en el año en el que fue a los cincuenta. Estamos tan lejos de los ochenta como él de los cincuenta, pero como lo hemos vivido conscientemente nos parece mucho menos.

¡Qué extraño es el tiempo!

Anuncios

8 comentarios en “La extraña relatividad del tiempo

  1. Sí, sobre todo en EE.UU. que en España las cosas llegaron más tarde. Pero ves cosas de finales del XIX y principios del XX que no te resultan tan extrañas, sobre todo para el género masculino porque las mujeres tuvieron que esperar demasiado para liberarse.

  2. bueno es que si lo piensas, todo lo que estás diciendo son cosas que hemos experimentado en nuestras carnes. Lo anterior, lo hemos escuchado y nos lo han contado pero no tenemos constancia mental de cuándo sucedió. Por eso aunk pase mucho tiempo, para nosotros seguirá siendo reciente porqe está en nuestra memoria. Mientras que las próximas generaciones nos verán como vejestorios por recordarlo… más o menos lo que hacemos con nuestro mayores ahora.. 🙂 sí, nosotros también envejecemos U_u 😛

  3. Cierto, y también pasa con la música, que siempre lo moderno es tontería. Por lo menos cuando ya vas con treintaitantos.

  4. es como esa sensación que siempre se ha dicho, de que los adultos creían que la juventud nueva era horrible, pero lo urioso es que en todas las generaciones, las personas adultas piensan lo mismo, con lo cual,… no es muy diferente de una a otra

  5. Exacto. No sé dónde leí que lo que existía durante nuestra niñez nunca nos parecerá innovador porque está de toda la vida. Nos parece moderno e innovador lo que aparece en nuestra adolescencia o mejor juventud y madurez. Eso lo aceptamos con cierta facilidad pero ya cuando nos hacemos más mayores esas innovaciones nos parecen gilipolleces.

    Uno se anquilosa con la edad y siempre le parece mejor lo que tenía cuando estaba en plenitud. No porque fuera siempre mejor, sino porque era cuando tenías todo por estrenar y vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s